AnsesPortal.org es un sitio web de propiedad privada que NO es propiedad del Gobierno ni es operado por ninguna Agencia Gubernamental
HomeTrabajadoresIncapacidad Laboral Temporal e Incapacidad Laboral Permanente

Aguarde un instante por favor..

Widget Image

Incapacidad Laboral Temporal e Incapacidad Laboral Permanente

incapacidad laboral

La incapacidad laboral es la invalidez o imposibilidad que presenta el trabajador en el desempeño de sus tareas, a causa de una enfermedad o un accidente de trabajo. Según los artículos 7° y 8° de la Ley Nº 24.577, puede presentarse en distintos grados y se clasifica en dos tipos de incapacidades: temporaria y permanente.

Incapacidad laboral temporaria

La incapacidad laboral temporaria se produce cuando el daño sufrido por el trabajador le impide realizar sus tareas habituales temporalmente. Comienza con la primera manifestación invalidante y finaliza cuando el damnificado recibe el alta médica o declara una incapacidad permanente.  

Durante su transcurso, no se cobrará remuneración mensual, pero sí se percibirá una suma de dinero equivalente a su ingreso base. El pago estará a cargo del empleador durante los 10 primeros meses, y luego de la Aseguradora de Riesgos de Trabajo (ART).

¿Cómo cobra el trabajador durante la ILT?

La prestación dineraria se calculará y ajustará en conformidad a lo establecido en el artículo 208 de la Ley Nº 20.744 y sus modificaciones (estipulado en el Decreto Nº 1694/09 para todos los accidentes y enfermedades laborales posteriores al 6 de noviembre de 2009).

La ART liquidará tomando como base la remuneración percibida por el trabajador al momento de la interrupción de sus servicios, más los aumentos legales que hasta ese momento se hubieren acordado.

Si en cambio su salario contiene remuneraciones variables, se liquidará de acuerdo al promedio percibido en el último semestre de trabajo.

Incapacidad laboral permanente

La incapacidad laboral permanente se produce cuando el daño sufrido por el trabajador le impide realizar sus tareas habituales de forma permanente. Puede ser parcial o total, y a su vez provisoria o definitiva.

La incapacidad laboral permanente parcial provisoria o definitiva es aquella mayor al 50% y menor al 66%. La incapacidad permanente total provisoria o definitiva por otro lado, es aquella mayor al 66%.

El carácter de permanente es determinado por las Comisiones Médicas y se otorga cuando hay absoluta certeza de que la disminución de la capacidad laboral es para toda la vida.

¿Cómo cobra el trabajador durante la ILP?

La incapacidad laboral permanente parcial definitiva menor o igual al 50% da derecho a reclamar una prestación dineraria de pago único. En los demás casos, la prestación dineraria es el pago mensual.

  • Incapacidad laboral permanente parcial definitiva (menor o igual al 50%)

Si la primera manifestación invalidante a causa de accidentes o enfermedades laborales fue producida antes del 6/11/2009, la ILPPD no podrá ser superior a $180.000.

Si la primera manifestación invalidante a causa de accidentes o enfermedades laborales fue producida luego del 6/11/2009 y el Decreto N° 1694/09, la ILPPD no podrá ser inferior al monto que resulte de multiplicar $180.000 por el porcentaje de incapacidad.

  • Incapacidad laboral permanente parcial provisoria (mayor al 50% y menor al 66%)

Si la primera manifestación invalidante a causa de accidentes o enfermedades laborales fue producida antes del 6/11/2009, durante el cese de la incapacidad temporaria y mientras dure la incapacidad laboral permanente parcial, el ILPPP será un pago mensual equivalente al valor mensual del ingreso base multiplicado por el porcentaje de incapacidad, junto con las asignaciones familiares que correspondan.

  • Incapacidad laboral permanente total provisoria (mayor al 66%)

Si la primera manifestación invalidante a causa de accidentes o enfermedades laborales fue producida antes del 6/11/2009, durante el cese de la incapacidad temporaria y mientras dure la incapacidad laboral permanente total provisoria, el ILPTP será un pago mensual equivalente al valor mensual del ingreso base multiplicado por el 70%, junto con las asignaciones familiares que correspondan.